English

Reprimen manifestación por asesinato a manos de la policía y continua la revolución de los girasoles

Reprimen manifestación por asesinato a manos de la policía y continua la revolución de los girasoles
Cubanos rinden homenaje a Cachita, santa patrona de Cuba. 8 de septiembre de 2020. Foto: Sven Creutzmann/ Mambo photo/...

Reunión pacífica

Decenas de detenidos durante la "Revolución de los girasoles"

Varios disidentes políticos y manifestantes fueron detenidos por apoyar o participar en actividades de la jornada pacífica de protesta conocida como la "Revolución de los girasoles", convocada el 8 de septiembre 2020 por la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Se eligió esta fecha para que la movilización coincidiera con la festividad de Nuestra Señora de la Caridad, patrona de Cuba, a quien muchos devotos ofrecen girasoles tradicionalmente. Según informaciones publicadas en la prensa, a los organizadores de la manifestación se les comunicó en agosto de 2020 que dicha marcha no sería autorizada. El 19 de agosto de 2020, el miembro de la UNPACU, Aníbal Riveaux Figueredo, y otros tres activistas fueron detenidos, supuestamente a modo de advertencia. El militante declaró que los agentes de policía amenazaron con tomar represalias contra él y su familia si se llevaba a cabo la manifestación.

A pesar de la represión de las autoridades cubanas, cientos de personas participaron en actividades pacíficas el 8 de septiembre de 2020 para exigir la libertad de los presos políticos, la distribución de ayuda humanitaria y una transición democrática. Simpatizantes, tanto dentro como fuera del país, participaron en las redes sociales utilizando la etiqueta #RevoluciondelosGirasoles.

En cuestión de horas decenas de disidentes fueron detenidos, entre ellos el líder de la UNPACU y expreso político José Daniel Ferrer, la líder de Damas de Blanco Berta Soler y el artista Luis Manuel Otero Alcántara del Movimiento San Isidro. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos tuvo conocimiento de que más de 80 personas fueron detenidas de forma arbitraria y condenó la represión gubernamental de esta manifestación pacífica. Radio Televisión Martí informó que al menos 129 personas fueron detenidas, multadas o agredidas en el marco de la movilización.

Represión de manifestaciones

A finales de junio de 2020, se reprimió y se impidió que se llevara a cabo una manifestación contra el homicidio de un hombre negro a manos de la policía en Cuba. Disidentes, artistas y periodistas cubanos denunciaron que agentes de la Seguridad del Estado los habían acosado y habían vigilado sus domicilios para impedirles asistir a las manifestaciones.

Según Human Rights Watch, antes de la manifestación, las autoridades cubanas también detuvieron a decenas de personas y acusaron a algunas de "propagar una epidemia". Algunas personas señalaron que les cortaron las líneas telefónicas y los datos móviles el 30 de junio de 2020, día en el que estaba prevista la manifestación.

Asociación

El 23 de agosto de 2020, la militante feminista Mery Paulín denunció que agentes de policía amenazaron con multarla con 500 pesos cubanos por utilizar internet para "actividades contrarrevolucionarias" en violación del Decreto 370, que regula el uso de internet y que en la práctica ha sido instrumentalizado para reprimir libertad de expresión. Paulín es miembro de la organización para la defensa de los derechos de las mujeres Red Defensora de los Asuntos de la Mujer (REDAMU), la cual ha denunciado presuntos casos de feminicidios en el país. La militante declaró que los policías le dijeron que le cortarían la línea telefónica o que la multarían si continuaba con su labor, ya que la única organización autorizada a trabajar por los derechos de las mujeres sería la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), una grupo alineado con el Partido Comunista. La militante afirmó que otra persona de la REDAMU había recibido amenazas similares.

El 18 de agosto de 2020 fue puesto en libertad el militante cubano José Rolando Casares tras cumplir la mayor parte de su condena de cinco años por los presuntos delitos de "desacato, atentado y ultraje sexual". Casares es un joven militante miembro de la Mesa de la Juventud Cubana (MDJC). Según la organización de derechos humanos Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, Casares y su esposa Yamilka Abascal Sánchez fueron detenidos en julio de 2016 después de intentar defender a un amigo que estaba siendo detenido por la policía. Ambos fueron condenados en 2017. En la ocasión, Abascal fue sentenciada a dos años de arresto domiciliario acusada de delitos de menor gravedad.

El 15 de agosto de 2020, el militante Ángel Castro Carreras habría sido agredido y detenido por la policía cubana. Castro es miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR). Según un compañero suyo, el disidente se encontraba en un parque charlando sobre propuestas políticas y actividades reivindicativas con un grupo de jóvenes militantes cuando los policías se les acercaron. Los agentes habrían roto su teléfono celular y lo habrían golpeado e insultado antes de llevarlo a una estación de policía. Aunque fue acusado de "desacato", fue puesto en libertad el mismo día. Castro fue declarado culpable y condenado a un año de prisión el 28 de agosto de 2020. La organización de la oposición denunció los crecientes ataques contra sus miembros. De hecho, una semana antes de este incidente, el líder del MONR fue detenido de forma violenta al igual que otros dos militantes.

En agosto de 2020, organizaciones defensoras de los derechos humanos iniciaron una campaña para la liberación del preso político Silverio Portal Contreras tras conocer que había padecido graves problemas de salud y a que su esposa no se le había permitido verlo durante varios meses. Lucinda González Gómez, esposa de Contreras, también denunció que las autoridades penitenciarias han maltratado al militante y que le han negado atención médica, agravando así su estado de salud. Contreras habría perdido la vista de un ojo después de que los guardias de la prisión lo golpearan. Contreras militó en las Damas de Blanco y Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia. En estos momentos cumple una condena de cuatro años por "desacato y desorden público". La Corte Interamericana de Derechos Humanos le concedió medidas cautelares el 18 de julio de 2020.

Expresión

Liberación del periodista Roberto Quiñones

El 4 de septiembre de 2020, fue puesto en libertad el periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces tras cumplir una condena de un año por los delitos de "resistencia" y "desobediencia" por su labor como periodista independiente. Como ya señalamos en el CIVICUS Monitor, el periodista fue condenado en agosto de 2019 y detenido en septiembre del mismo año. En los días previos a la liberación de Quiñones, los medios de comunicación informaron que las autoridades estaban considerando trasladarlo a otro centro de detención y retenerlo allí con el pretexto de hacerle pruebas para la COVID-19. Esto condujo a que organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos como Amnistía Internacional y Article 19 se sumaran a un llamamiento para exigir la liberación del reportero.

Detienen a dos periodistas

El 28 de junio de 2020, las fuerzas de seguridad detuvieron al periodista Jorge Enrique Rodríguez, quien trabaja para el portal de noticias independiente Diario de Cuba. Después de ser puesto libertad el 4 de julio de 2020, el reportero relató a los medios de comunicación que los agentes lo detuvieron mientras filmaba y lo acusaron de "desacato" y "desobediencia", así como de otros delitos similares. Tras su liberación, las autoridades le dijeron que no lo llevarían a juicio, pero que le podrían imponer una multa.

El 27 de julio de 2020, la periodista Yadisley Rodríguez Ramírez fue detenida y agentes de la Seguridad del Estado irrumpieron en su domicilio en Camagüey. Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), la policía y las fuerzas de seguridad irrumpieron en la casa de la periodista sin un mandato judicial, registraron la vivienda, se incautaron de dos teléfonos y una computadora portátil, y la detuvieron esa noche. Rodríguez trabaja como reportera para Palenque Visión, una agencia cubana que produce reportajes en video para varios medios de comunicación independientes. En una entrevista, la periodista relató que la retuvieron durante quince horas, tiempo durante el cual los agentes la interrogaron sobre el paradero del militante y director de Palenque Visión Rodríguez Lobaina.