Yunior García, líder de Archipiélago, sostiene una flor en la ventana de su vivienda, donde permanece acorralado. 14 de noviembre de 2021, REUTERS/ Alexandre Meneghini.

Reunión pacífica

El 14 de noviembre de 2021, las fuerzas de seguridad cubanas rodearon el domicilio del dramaturgo Yunior García, quien había convocado manifestaciones a favor de la democracia en todo el país, para impedir que se manifestara. Como ya informamos en el CIVICUS Monitor, las autoridades cubanas declararon ilegal una marcha pacífica que debía llevarse a cabo el 15 de noviembre de 2021 y los organizadores de varias ciudades sufrieron actos de acoso e intimidación. En respuesta a esa decisión, García anunció que marcharía él solo el 14 de noviembre de 2021, en el marco de una manifestación individual no violenta; a pesar de esto, la policía le impidió salir de su vivienda y lo amenazó con encarcelarlo. También se desplegaron banderas cubanas de grandes dimensiones sobre el edificio para tapar las ventanas.

Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos instaron a las autoridades cubanas a garantizar que los manifestantes puedan ejercer su libertad de expresión y de reunión de forma pacífica, tal y como establece el derecho y las normas internacionales en materia de derechos humanos. Sin embargo, el 15 de noviembre de 2021, agentes de policía fueron desplegados en gran número por las calles de La Habana. Según France24, policías uniformados y armados se apostaron en casi todas las esquinas del paseo marítimo de la ciudad, mientras que agentes vestidos de civil patrullaban las plazas y parques de la ciudad. En la fecha prevista y en los días anteriores, varios disidentes y periodistas destacados fueron detenidos o puestos bajo arresto domiciliario para impedirles participar en las marchas.

En estas circunstancias, no se produjeron manifestaciones multitudinarias. Algunos militantes se grabaron mientras salían a la calle vestidos de blanco en señal de protesta. Al menos cuarenta personas fueron detenidas según la periodista Cynthia de la Cantera.

Mientras tanto, continuaron las detenciones y los juicios de quienes participaron en las manifestaciones del 11 de julio de 2021. El 7 de diciembre de 2021, la Fiscalía de Isla de Pinos pidió penas de prisión para cuatro miembros del Partido Autónomo Pinero (PAP) que se manifestaron en julio. Tres de ellos —Ramón Salazar Infante, Martha Pérez Acosta y Francisco Alfaro Diéguez— fueron detenidos y acusados de «desórdenes públicos». Si bien fueron puestos en libertad bajo fianza, los fiscales solicitaron tres años de prisión para cada uno. Juan Luis Sánchez, otro miembro del PAP, fue acusado de "atentado" y permaneció en prisión preventiva. Los fiscales pidieron una pena de ocho años de prisión para él. Según documentos oficiales, Sánchez intentó impedir que un agente de policía detuviera a los manifestantes y lo agredió físicamente. Once miembros del PAP fueron detenidos por haberse manifestado el 11 de julio de 2021.

Expresión

El 14 de noviembre de 2021, el Gobierno cubano retiró las acreditaciones de prensa a cinco periodistas de la agencia de noticias española EFE. Las autoridades cubanas convocaron a dos redactoras, dos fotógrafos y un camarógrafo para informarles de la decisión. A dos de los cinco comunicadores les fueron restituidas sus acreditaciones posteriormente. Gabriela Canas, presidenta de la agencia de noticias, explicó que haber recuperado solo dos permisos de trabajo era insuficiente y pidió que se les devolvieran todas las acreditaciones.

Asimismo, el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), documentó que 69 periodistas padecieron 182 casos de violaciones de derechos durante la convocatoria de manifestaciones para el 15 de noviembre de 2021. En el 84 % de esos casos se trató de detenciones arbitrarias, arrestos domiciliarios extraoficiales y asedios policiales de las viviendas de los periodistas. La Seguridad del Estado también citó a algunos de ellos en los días previos a las protestas con el fin de amenazarlos.

Por otro lado, el 7 de diciembre de 2021, atacantes encapuchados agredieron a la periodista y directora del medio de comunicación El Majadero de Artemisa Mabel Páez. Al parecer, ambos agresores irrumpieron en el domicilio de la periodista y la golpearon. Páez sufrió lesiones en la cara, las manos y las costillas. Los asaltantes no se llevaron nada, pero, antes de irse, le dijeron que esa era "la primera advertencia". Según el ICLEP, días antes la policía también había registrado el domicilio de la periodista, presuntamente en búsqueda de Alberto Corzo, director del ICLEP. En aquella ocasión, los agentes detuvieron temporalmente a Páez. El Majadero de Artemisa es un medio de comunicación comunitario y miembro del ICLEP.

El 8 de diciembre de 2021, artistas de todo el mundo y las organizaciones de la sociedad civil PEN International, Artists at Risk Connection de PEN América y Human Rights Watch firmaron una declaración en la que instaron al Gobierno cubano a respetar el derecho a la libertad de expresión, incluida la libertad artística. En ese documento, pidieron al Gobierno poner fin, de forma inmediata, a sus abusos constantes contra los artistas, liberar a todas las personas detenidas arbitrariamente por expresar sus opiniones, y retirar todos los cargos que se les ha imputado. También instaron al Gobierno a respetar el papel fundamental que desempeñan los artistas y el arte en la sociedad.

Asociación

El 6 de diciembre de 2021, el militante cubano Emilio Almaguer de la Cruz denunció las restricciones laborales que sufren los activistas en el país. En un video, Almaguer de la Cruz refirió que las autoridades cubanas han castigado a disidentes y miembros de la oposición restringiendo su acceso al empleo. El militante explicó que a veces los empresarios exigen cartas que acrediten el "buen comportamiento" de sus empleados en sus barrios, por ejemplo. Almaguer de la Cruz relató que lo despidieron de por lo menos un puesto de trabajo que requería este tipo de documento, el cual es inaccesible para los disidentes.

El 9 de diciembre de 2021, la militante Saylí Navarro, hija del preso político Félix Navarro Rodríguez, afirmó que su padre había padecido una afección pulmonar, pero no había tenido acceso a atención médica. También expresó que se han producido violaciones procesales durante la detención de su progenitor.

Según los datos del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, noviembre de 2021 fue el segundo peor mes del año en lo que respecta a la represión en Cuba. Durante ese mes, la organización registró por lo menos 1 130 acciones represivas contra militantes, disidentes, periodistas independientes y artistas. Las autoridades cubanas detuvieron de forma arbitraria a 197 personas y se notificaron por lo menos 14 casos de detenciones violentas. También se registraron 485 casos de asedio domiciliario, 182 de citaciones policiales, 115 de amenazas, 99 de acoso, y 25 actos de repudio para intimidar a críticos.