English

Nicaragua: continúa la persecución de líderes de la sociedad civil a dos meses de las elecciones

Nicaragua: continúa la persecución de líderes de la sociedad civil a dos meses de las elecciones
Un hombre pasa por delante de camisetas con imágenes de Daniel Ortega en Managua, 27 de junio de 2021. Getty Images

Asociación

El 9 de septiembre de 2021, el Ministerio Público de Nicaragua acusó formalmente a la abogada y defensora de los derechos humanos María Oviedo, al aspirante presidencial Noel Vidaurre y al líder campesino Pedro Mena de "conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional". Oviedo también fue acusada de "propagación de noticias falsas a través de las tecnologías de la información y la comunicación" en virtud de la Ley Especial N.º 1042 de Ciberdelitos. El 24 de septiembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por el uso indebido del derecho penal contra militantes de la oposición y defensores de los derechos humanos en Nicaragua, y urgió al Gobierno a respetar las garantías procesales.

A principios de septiembre fueron acusados formalmente otros miembros de la oposición y personas defensoras de los derechos aprehendidas durante la reciente oleada de detenciones. Entre ellos, el líder estudiantil Lesther Alemán, el periodista Jaime Arellano Arana, el candidato presidencial Félix Maradiaga y las militantes Violeta Granera y Tamara Dávila. Las autoridades acusaron a los detenidos de "conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional" en la mayoría de los casos.

El 20 de septiembre de 2021, las autoridades nicaragüenses detuvieron al militante opositor Irving Larios, miembro de la Articulación de Movimientos Sociales (AMS) y presidente del Instituto de Investigaciones y Gestión Social (INGES). Las autoridades acusaron a Larios de actuar para socavar la soberanía en virtud de la Ley N.º 1055 de la Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la paz. Estas acusaciones se produjeron días después de que la AMS convocara un "paro electoral" con el fin de que los ciudadanos se abstuvieran de votar en las próximas elecciones para, de esta manera, protestar contra el régimen y los partidos colaboradores. El 21 de septiembre de 2021, la CIDH condenó la detención de Larios y pidió a las autoridades nicaragüenses que cesaran las detenciones arbitrarias.

El 23 de septiembre de 2021, el Ministerio Público de Nicaragua publicó un comunicado en el que anunció que se había celebrado la audiencia inicial de la causa contra el periodista y director de La Prensa Juan Lorenzo Holmann Chamorro, acusado de lavado de dinero, así como de las causas contra el candidato presidencial Noel Vidaurre, el líder juvenil José Alejandro Quintanilla y el abogado Roger Abel Reyes; a los tres se les acusa de "conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional". Los cuatro detenidos permanecieron en prisión preventiva durante dichas audiencias. Los abogados y la familia de Holmann Chamorro se mostraron sorprendidos al enterarse de la acusación y de la audiencia, y afirmaron que los acusados se enfrentan a un "proceso penal viciado".

En el mismo comunicado, el Ministerio Público explicó que las investigaciones sobre los directivos de FUNIDES y de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro seguían su curso, que se dictarán órdenes de detención contra quienes no se presentaran a declarar y que estas personas pasarían a ser consideradas como prófugas de la justicia. Como ya informamos, algunas de las personas que fueron detenidas de forma arbitraria fueron arrestadas cuando comparecieron ante las autoridades que los habían citado. En algunos casos, a los periodistas que habían sido citados en calidad de testigos en las causas contra las organizaciones de la sociedad civil también se los amenazó con la apertura de acciones legales por ser considerados como "sospechosos".

Informe del Consejo de Derechos Humanos sobre Nicaragua

El 13 de septiembre de 2021, durante el 48.º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la alta comisionada para los derechos humanos Michelle Bachelet denunció el deterioro de la situación política en Nicaragua de cara a las elecciones de noviembre. Entre el 22 de junio y el 6 de septiembre, la Oficina del Alto Comisionado (ACNUDH) documentó la detención arbitraria de dieciséis personas, entre ellas dirigentes políticos, defensores de los derechos humanos, líderes empresariales, periodistas, líderes campesinos y estudiantiles, que se suman a otras veinte detenidas desde finales de mayo de 2021. Bachelet también denunció el aumento de los ataques a la libertad de expresión que condujeron a por lo menos doce periodistas a abandonar el país.

Bachelet recordó que los nicaragüenses deben poder ejercer su derecho al voto sin padecer intimidaciones ni violencia, que quienes lo deseen deben poder presentar libremente sus candidaturas, y que los votantes deben poder participar en campañas electorales. La alta comisionada también instó al Consejo a considerar todas las medidas a su alcance para promover y proteger los derechos humanos en Nicaragua.

Expresión

El tiktoker y joven militante Kevin Monzón anunció en septiembre de 2021 que se había exiliado en Costa Rica. En declaraciones a los medios de comunicación, Monzón explicó que decidió abandonar el país después de que las autoridades allanaran su domicilio con violencia e intentaran detenerlo de forma arbitraria el 22 de septiembre de 2021. En un tuit el joven comunicador afirmó que miembros de grupos paramilitares seguía vigilando el domicilio de su familia el 28 de septiembre de 2021. Monzón se hizo conocido en el país por vídeos en los que satirizaban al Gobierno y ha sido perseguido y acosado por sus críticas. La CIDH otorgó medidas cautelares tanto a él como a su familia.