LISTA DE VIGILANCIA DE CIVICUS MONITOR ACTUALIZADA EL 23 DE JUNIO DE 2021

Última actualización: 23 de junio de 2021 — La nueva Lista de Vigilancia del CIVICUS Monitor destaca profundas preocupaciones sobre ejercicio de las libertades cívicas en Etiopía, Eslovenia, Chad, Myanmar y Colombia. La Lista de Vigilancia busca llamar la atención sobre los países en los que se ha producido una reducción grave y rápida del espacio cívico según una evaluación realizada por CIVICUS Monitor, sus socios de investigación y consultas con activistas sobre el terreno.

En las próximas semanas y meses CIVICUS Monitor seguirá de cerca los acontecimientos en cada uno de estos países como parte de los esfuerzos necesarios para garantizar una mayor presión sobre los gobiernos. CIVICUS hace un llamamiento a estos gobiernos para que hagan todo cuanto esté en sus manos para poner fin de inmediato a las actuales medidas represivas y para garantizar que los responsables rindan cuentas.

A continuación encontrará una descripción de las violaciones del espacio cívico que se producen en cada país. Si desea hacernos llegar información sobre elespacio cívico de cualquiera de estos países, por favor, escribanos a monitor@civicus.org.

 Abierto Estrecho Obstruido  Represivo Cerrado

Colombia

Calificación de su espacio cívico: Represivo

El 28 de abril de 2021, estallaron protestas a nivel nacional provocadas por la reforma tributaria propuesta por el gobierno de Iván Duque Márquez. Miles se unieron a las manifestaciones del “Paro Nacional” convocadas por los sindicatos más grandes de Colombia en contra de la reforma. Si bien el gobierno retiró la controversial propuesta de reforma tributaria a principios de mayo, las protestas continuaron y se expandieron para abarcar diferentes reclamos. La respuesta a las protestas en varias ciudades del país se caracterizó por dura represión. En las semanas luego del inicio de las manifestaciones, las organizaciones de la sociedad civil en Colombia han denunciado serias violaciones a los derechos humanos, incluyendo uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, violenta represión de las protestas, asesinato y desaparición de manifestantes, abuso sexual y detenciones arbitrarias.

Lo anterior está teniendo lugar en un contexto de creciente violencia en Colombia en la medida que la reducción en la inversión en programas post-conflicto por parte del gobierno continúa minando la implementación del acuerdo de paz de 2016. Líderes comunitarios, personas defensoras de la tierra y el medioambiente, y miembros de grupos étnicos han sido particularmente vulnerables, con cientos de asesinatos documentados por organizaciones locales de la sociedad civil en años recientes.

Etiopía

Calificación de su espacio cívico: Represivo

La situación política en Etiopía se deterioró rápidamente en el último trimestre de 2020. Desde comienzos de noviembre de 2020, el gobierno del primer ministro Abiy Ahmed entró en conflicto armado con el principal partido de la región de Tigray, el Frente de Liberación Popular de Trigray (TPLF por sus siglas en inglés). El 4 de noviembre de 2020, un estado de emergencia de seis meses fue declarado en Tigray. Surgieron reclamos de que el conflicto armado estaba escalando hacia una guerra civil, mientras miles de personas eran asesinadas y cientos de miles fueron desplazadas internamente ohuyeron al vecino Sudan. El conflicto y crisis humanitaria actual en Tigray continúa siendo alarmante y preocupante ante las próximas elecciones de junio de 2021.

Apagones de internet, servicios de mensajería y otras formas de comunicación han hecho cada vez más difícil para las personas en Etiopía y la diáspora etíope obtener información confiable sobre lo que está sucediendo. Esto ha resultado en cortes de comunicación generalizados. Se han registrado muchos arrestos, búsquedas, amenazas y ataques en contra de oponentes políticos, periodistas y medios de comunicación por diferentes razones, incluyendo la distribución de “propaganda falsa” e información que incita a la violencia.

Algunos hechos relevantes incluyen el arresto del periodista DawitKebede, el arresto de KumerraGemechu, un camarógrafo de Reuters y el asesinato de DawitKebedequien trabajaba para la televisión regional estatal de Tigray (homónimo de DawitKebede que continúa en prisión).

Eslovenia

Calificación de su espacio cívico: Estrecho

El espacio cívico ha estado en declive en Eslovenia, particularmente desde la llegada al gobierno de JanezJanša en marzo de 2020, lo que motivó el cambio de calificación a “estrecho” por parte del CIVICUS Monitor en diciembre de 2020. El gobierno ha usado la pandemia de COVID-19 como un pretexto para aprobar varias medidas que afectan los derechos humanos fundamentales, el estado de derecho y el derecho a la participación. La libertad de asociación ha sido amenazada por la reducción de financiamiento y campañas de difamación que enfrentan las organizaciones de la sociedad civil. Las asociaciones empresariales también han visto afectado el diálogo social con el gobierno.

Los periodistas independientes han sido atacados en repetidas ocasiones y calificados como “mentirosos”, tanto en línea como fuera de ella, por parte del primer ministro y el gobernante Partido Demócrata Esloveno (SDS por sus siglas en inglés). La Agencia Eslovena de Noticias (STA por sus siglas en inglés) ha enfrentado presión política y económica, con la suspensión del financiamiento a la agencia por parte del gobierno.

Además, el derecho a la reunión pacífica ha sido desproporcionalmente limitado durante la pandemia. Desde la llegada al poder del gobierno, se han realizado protestas semanales en bicicleta. Sin embargo, la policía ha impuesto multas a los manifestantes de hasta 10,000 euros.

Chad

Calificación de su espacio cívico: Represivo

Restricciones al internet, prohibición y represión de protestas, suspensión de medios de comunicación y arrestos arbitrarios de defensores de los derechos humanos y periodistas son violaciones al espacio cívico que ocurren regularmente en Chad. Sin embargo, en los días previos a la elección presidencial, que tuvo lugar el 11 de abril de 2021, y luego de la toma del poder por parte del ejército resultado de la muerte del presidente IdrissDébyItno el 20 de abril de 2021, las violaciones al espacio cívico aumentaron a un ritmo alarmante.

Días después del anuncio oficial de la victoria del presidente Déby en las elecciones de abril de 2021, el 20 de abril de 2021, el ejército de Chad declaró que el presidente Déby había sido herido de muerte en combate y que un Consejo Militar de Transición, liderado por el hijo del fallecido presidente, General MahamatIdrissDéby, había sido instalado. El Consejo Militar anunció además la disolución de la Asamblea Nacional y el gobierno, y la suspensión de la Constitución con la promesa de que se realizarían elecciones luego de un período de transición de 18 meses. A comienzos de mayo de 2021, la junta militar designó a un gobierno de transición.

Al menos 16 personas fueron asesinadas y más de 700 arrestadas durante protestas, organizadas por la coalición de actores de la sociedad civil y grupos de oposición, Wakit Tama, para exigir el regreso al gobierno civil, entre el 27 de abril y el 19 de mayo de 2021 en la capital de Chad N’Djamena y Moundou. Muchas de las personas arrestadas fueron posteriormente liberadas. Personas que defienden los derechos humanos y periodistas son regularmente sujetos a arrestos y enjuiciamientos arbitrarios. El 18 de febrero de 2021, una Corte Criminal sentenció a BaradineBerdeiTarguio, el presidente de la organización de derechos humanos OrganisationTchadienne des DroitsHumains (Organización de Derechos Humanos de Chad) a tres años de prisión por violación del orden constitucional. Su arresto se produjo en enero de 2020 a raíz de una publicación en Facebook sobre la salud del presidente.

Las autoridades en Chad imponen regularmente restricciones a internet. El acceso a internet y redes sociales ha sido interrumpidopor más de 900 días entre la última elección presidencial de 2016 y 2021. Además, el regulador nacional de medios de comunicación de Chad, laHaute Autorité des Médias et de l’Audiovisuel(HAMA por sus siglas en francés)suspende y sanciona regularmente a los medios de comunicación. El 7 de septiembre de 2020, HAMA suspendió a doce periódicos por tres meses bajo el argumento de incumplir la Ley de Prensa de 2018, específicamente respecto al requerimiento de que los editores y jefes de edición de publicaciones cuenten con formación académica en periodismo.

Myanmar

Calificación de su espacio cívico: Represivo

Myanmar fue inicialmente agregada a la lista de vigilancia del CIVICUS Monitor en febrero de 2021, cuando el ejército tomó el poder en un golpe y arrestó a los líderes civiles de los gobiernos nacionales y estatales. A más de cuatro meses, las libertades fundamentales siguen bajo severos ataques.

Miles han sido arrestados y detenidos arbitrariamente. Estos incluyen a personas que defienden los derechos humanos, sindicalistas, estudiantes activistas, poetas, escritores, productores de cine y monjes. Muchas personas han sido capturadas durante aterradoras redadas nocturnas. Muchas personas activistas están enfrentando cargos sin fundamento incluyendo “traición”, castigable con hasta 20 años en prisión, o “incitación”, castigable con hasta tres años en prisión. Existen reportes de tortura y malos tratos durante interrogatorios y muertes bajo custodia de las autoridades.

Desde el golpe, protestas masivas y huelgas han tenido lugar en todo Myanmar por parte del movimiento de desobediencia civil (CDM por sus siglas en inglés). En respuesta, las fuerzas de seguridad de Myanmar intensificaron la represión a las protestas usando técnicas violentas de dispersión de masas como cañones de agua, gases lacrimógenos, balas de goma y granadas aturdidoras de sonido, escalando a armas del campo de batalla incluyendo rifles de asalto, ametralladoras ligeras, rifles de francotirador y granadas.

Los periodistas son perseguidos y son objetivo de los militares. De acuerdo a reportes, al 21 de mayo de 2021, al menos 88 periodistas han sido arrestados desde el golpe, la mayoría durante redadas en salas de prensa o mientras cubrían protestas callejeras en contra del golpe. Docenas han escapado del país o han buscado refugio en territorios controlados por organizaciones étnicas armadas.

Los apagones de internet, que comenzaron luego del golpe, han alcanzado un nuevo nivel de gravedad. Múltiples compañías de telecomunicaciones han recibido órdenes de suspender varios servicios de comunicación incluyendo datos móviles, roaming, y wifi público por períodos variados de tiempo. La junta agregó una prohibición a la televisión satelital a las restricciones existentes al internet, reforzando su control sobre la información en el país.