Informe: En un año se duplica el número de personas que viven en países represivos

Estos resultados se basan en los datos publicados hoy por el CIVICUS Monitor, un proyecto de investigación colaborativo e internacional cuyo objetivo es la evaluación y el seguimiento del respeto de las libertades fundamentales en 196 países.

El CIVICUS Monitor acaba de publicar  El Poder Ciudadano Bajo Ataque, un nuevo informe que muestra que las libertades fundamentales de asociación, de reunión pacífica y de expresión están retrocediendo en todo el mundo. En un año se ha multiplicado por dos el número de personas que viven en países donde se violan estas libertades cívicas: hoy el 40 % de la población mundial vive en países represivos, mientras que el año pasado era el 19 %.

Este informe se basa en datos del CIVICUS Monitor, una investigación colaborativa internacional, y muestra que la sociedad civil está siendo objeto de ataques en la mayoría de los países. En la práctica, esto significa que solo el 3 % de la población mundial vive hoy en países donde se respetan y protegen sus derechos fundamentales; el año pasado era el 4 %.

El 2019 fue un año histórico para los movimientos de protesta. De Sudán a Hong Kong, la gente ha salido a las calles para hacer oír su voz. Sin embargo, según las 536 actualizaciones del CIVICUS Monitor, el derecho fundamental a la reunión pacífica es objeto de ataques en todo el mundo. De hecho, el año pasado el CIVICUS Monitor documentó que 96 países detuvieron a manifestantes, interrumpieron marchas o hicieron un uso excesivo de fuerza para evitar que las personas ejercieran plenamente su derecho a la reunión pacífica.

«Estos datos reflejan una crisis cada vez más profunda del espacio cívico en todo el mundo. Mientras que millones de manifestantes abarrotan las calles, los gobiernos responden con represión en lugar de diálogo», afirmó Marianna Belalba Barreto, líder de investigación sobre el espacio cívico de CIVICUS. «Sin embargo, el hecho de que tantos activistas fueran lo suficientemente valientes para alzar la voz muestra la resistencia de la sociedad civil frente a la brutal represión».

Nueve países han visto cambiar la clasificación de su espacio cívico: siete países han bajado de categoría y solo dos han mejorado su clasificación. Hemos registrado signos preocupantes para el espacio cívico en la región Asia-Pacífico, donde tres países bajaron de categoría: Australia, India y Brunéi. También hay una creciente preocupación por la deterioro de los derechos democráticos y cívicos en Europa. De hecho, Malta bajó de categoría. Otros países en los que se está degradando la situación son Nigeria, Comoras y Madagascar.

El informe El Poder Ciudadano Bajo Ataque también ofrece un análisis sobre los tipos de violaciones más frecuentes registradas en el CIVICUS Monitor a lo largo del año pasado. A nivel mundial la censura es la violación más común, ya que se produce en 178 países. Los gobiernos de todo el mundo están haciendo todo lo posible para controlar el discurso público y suprimir la libertad de expresión: desde bloquear páginas web y redes sociales hasta prohibir programas de televisión.

A pesar de todo esto se están produciendo cambios positivos, ya que tanto Moldavia como República Dominicana mejoraron sus clasificaciones el año pasado. República Dominicana pasó de la categoría obstruido a estrecho después de que la sociedad civil lograra oponerse a leyes restrictivas y anularlas. Estas leyes se referían a casos de difamación y a enmiendas constitucionales que permitirían aumentar el número de mandatos presidenciales.

Más de veinte organizaciones colaboran en el CIVICUS Monitor con el objetivo de proporcionar una base empírica para llevar a cabo acciones destinadas a mejorar el espacio cívico en todos los continentes. El informe People Power Under Attack 2019 analiza las más de 536 actualizaciones sobre el espacio cívico publicadas por el CIVICUS Monitor durante el último año. Así, el espacio cívico de 196 países queda clasificado en una de las cinco categorías disponibles —cerrado, reprimido, obstruido, estrecho o abierto— siguiendo una metodología que combina varias fuentes de datos sobre las libertades de asociación, reunión pacífica y expresión.

Para más información o para concertar una entrevista, escribanos a:

Email: media@civicus.org